Cargando...

Biotecnología en movimiento año 6, Número 22.
Publicado el Jueves 10 de Septiembre del 2020.

Colaboración ciencia y sociedad ante la COVID-19

Julio, Agosto y Septiembre de 2020



Una crisis como la que está provocando la COVID-19 (sanitaria, económica y social), cuyos efectos inmediatos incluyen el fallecimiento de muchas personas y secuelas significativas para otras, desempleo, pérdida de negocios y de patrimonios, así como desigualdades enormes para el acceso a servicios como la educación, exige decisiones y acciones que solo pueden darse bajo una amplia y eficiente colaboración de todos los sectores sociales, especialmente de aquellos preparados para evaluar, informar y organizar las tareas más adecuadas de mitigación y prevención.

El papel de los investigadores en diversas áreas básicas y aplicadas en salud, educación y comunicación, ha tomado una relevancia global orientando y auxiliando a autoridades civiles, a fin de establecer políticas emergentes con base en información confiable y útil y sobre todo, para evitar la desinformación, incredulidad o la confusión (desinfodemia), alentada ahora por canales de difusión abiertos, que no siempre son medios de orientación verosímil y oportuna para la sociedad y sus instituciones.

Además de los esfuerzos de académicos del IBt por contribuir a desarrollar soluciones como pruebas diagnósticas, vacunas, antivirales y otros posibles medicamentos (ver Biotecnología en Movimiento No. 21), surgen oportunidades para la colaboración técnica regional e internacional, que siempre requiere de claridad y honestidad hacia las expectativas y aprietos de la población. Es por ello que la colaboración entre la ciencia y la sociedad, adquiere una relevancia crucial y pasa primero, por un activo intercambio entre investigadores profesionales, con funcionarios gubernamentales, y luego, por la comunicación con la población en general.

En este número damos cuenta de estas interacciones, a través de la crónica de un caso de colaboración de académicos con un gobierno municipal, para establecer estrategias tempranas y específicas de contención y reactivación. Asimismo, examinamos las actividades de un grupo multidisciplinario, organizado alrededor de una campaña mediática para orientar, en muchos tópicos, a los habitantes y visitantes de esa misma ciudad. Para dar un poco de contexto sobre la necesidad de valorar las consecuencias de la dinámica social, se incluye un texto que analiza el devenir histórico de otras crisis, que han ido definiendo momentos cruciales en las civilizaciones humanas, como seguramente lo será esta pandemia de la COVID-19.

Por otro lado, abordamos temas de investigación y desarrollo tecnológico que respaldan tendencias relevantes en el conocimiento molecular de organismos (y sus proteínas), resistentes a condiciones críticas, como el caso de una proteína del microorganismo Thermococcus gammatolerans, que es altamente resistente a la radiación. Otro artículo nos muestra el resultado de transformaciones biotecnológicas para aprovechar desechos orgánicos, como la quitina de los camarones, para generar material de curación de heridas y para el combate de ciertas plagas agrícolas. Asimismo, nos referimos al creciente esfuerzo regional de diversos jóvenes emprendedores en ALLBIOTECH, trazando y materializando una ruta de liderazgo para la biotecnología latinoamericana, en sus diversas disciplinas y facetas.

Esperamos que este número continúe atrayendo la curiosidad y las voluntades de muchos lectores, para impulsar y consolidar la participación de científicos y estudiantes, de todas las generaciones, hacia una mayor interacción con todos los sectores sociales.

Agradecemos sus comentarios y sugerencias en: biotecmov@ibt.unam.mx

Suscribirme