Cargando...

Biotecnología en movimiento año 4, Número 13.
Publicado el Viernes 15 de Junio del 2018.

El niño de la piel transgénica

Abril, Mayo, Junio, 2018



Con este número, Biotecnología en Movimiento celebra 3 años de vida y para celebrarlo, este número incluye temas de particular interés. Encontrarás una investigación que ha permitido estudiar a miles de espermatozoides para entender cómo funciona el mecanismo que les permite fecundar al óvulo. Otro artículo trata sobre los llamados “prebióticos”, que son las moléculas de las que se alimentan los microorganismos que todos llevamos en nuestro cuerpo (llamada microbiota) y que contribuyen a nuestra salud. Otro artículo habla de la importante participación de los virus (en particular de aquellos que infectan bacterias, llamados fagos) en esa microbiota.

El IBt tiene una clara vocación tecnológica, que se ha concretado en la obtención de varias patentes. En este número se describen las 4 patentes que se le otorgaron al IBt en 2017 y que describen invenciones que tienen que ver con la producción de péptidos (pequeñas proteínas) que pueden usarse como antibióticos; en la producción de un analgésico obtenido originalmente del veneno de una araña; de un potenciador para vacunas para pollos; así como la obtención de nuevas toxinas, producidas por una bacteria, que se usan como bioinsecticidas.

Seguramente el lector sabe que el ADN está constituido de 4 unidades (nucleótidos) que se simbolizan con las letras A (adenina), T (timina), G (guanina) y C (citosina) y que los genes no son otra cosa que combinaciones de estas cuatro bases; por lo tanto, para conocer un determinado gen, es necesario establecer la secuencia (esto es, el orden) en la que están ubicados las bases en la larga cadena del ADN. A ello se le llama “secuenciación”, proceso que es descrito de forma muy detallada y ampliamente ilustrada en el artículo de Ricardo Grande, de la Unidad Universitaria de Secuenciación Masiva y Bioinformática de la UNAM, con sede en el IBt.

Una ex alumna del IBt describe su experiencia usando la genómica como herramienta para el diseño de vacunas veterinarias y para el diagnóstico de patógenos como las bacterias que son atraídas por la sangre de un animal, que tienen la difificultad de no ser cultivables en el laboratorio.

El 20 de abril de 2018 llevamos a cabo nuestro 3er Día de Puertas Abiertas, que reunió a cerca de 2,600 asistentes y en donde se llevaron a cabo más de 100 actividades. En este número incluimos una breve nota al respecto y varias fotos del evento, en cuya organización disfrutamos tanto como el público al experimentarlo.

Finalmente, el artículo de portada nos cuenta una historia extraordinaria: la de un niño con una enfermedad genética muy rara, cuyos síntomas se asemejan a una quemadura grave, y que se salvó de morir gracias a que sus médicos pudieron crecer en el laboratorio las células de su propia piel, pero a la que le habían transferido una copia correcta del gen defectuoso. Con esa piel transgénica cubrieron sus heridas y el niño se recuperó exitosamente. Sin duda, este es un ejemplo de lo que la investigación básica de muchos años y las modernas técnicas de modifificación genética, son capaces de lograr.

Esperando que disfruten este número de nuestro tercer aniversario, les reiteramos la invitación para que nos hagan llegar comentarios, ya sea a través de la página www.biotecmov.org o al correo electrónico biotecmov@ibt.unam.mx.

Suscribirme